Sergio Goycochea estuvo en un club junto al concejal Federico Achával y habló con los chicos sobre sus comienzos en instituciones barriales y de su participación en los mundiales. Hasta se animó a atajar algunos penales…

En un ambiente distendido, Goycochea repasó sus orígenes, su carrera y contó lo que sintió cuando le tocó defender la camiseta de la Selección Argentina en un Mundial de Italia 1990.

El club es un ámbito donde los chicos pueden hacer actividades de forma sana, estar acompañados por la familia y sus seres queridos. Yo tuve la suerte de criarme en ese entorno y estoy agradecido de que haya sido así”, expresó.

El ex jugador de River y Racing dijo que “es imposible describir con palabras lo que se siente atajar una final de un Mundial” y, en el momento de mayor interacción con el público, contó que el penal más importante que detuvo fue el último ante Italia.

“Cierren los ojos, pónganse todos a cantar Argentina, Argentina”, y luego le pidió a los presentes que hagan silencio.

“Ese silencio representa lo que sentí al atajar ese penal. Todo el estadio gritaba por Italia y cuando detuve la pelota no volaba una mosca.”