El ex entrenador de la Selección de Fútbol de Argentina, Alejandro Sabella irrumpió sobre las tablas del teatro Gran Rex de Buenos Aires para presentar su conferencia “Secretos de un Líder” en el marco del ciclo de Lideres Deportivos que organizaron las empresas Consultora Med y Tus Idolos con una frase que luego tuvo su correlato en el devenir de la charla: “Acá sobre el escenario me siento un actor más que un ex entrenador”.

Desde un primer momento dejó en claro que se parada delante de la gente para charlar sobre conducción pero “a mi manera, como Sinatra”. Dijo que prefería llamarse “conductor” y no líder porque esta palabra le parecía más “autoritaria” en cambio la otra le brindaba un espacio “democrático” en la conformación de un grupo y dijo que “conseguir el respeto de todos los jugadores , es una batalla que se libra a cada rato en la conducción”. Cuando le tocó definirse como entrenador dijo: “Prefiero decir que soy un administrador de ilusiones, esperanzas y egos que tiene que tomar decisiones en las cuales se libra una lucha entre la inteligencia y el carácter siempre pensando en resolver problemas”.

Sabella dejó conceptos que forman parte de su ADN como conductor de grupo pero que bien pueden ser aplicados por todos en cada uno de los diversos momentos de una vida. Gratitud, representación, respeto, conocimiento de lo que se está haciendo, capacidad de trabajo, honestidad y equilibrio emocional son los “valores” que el director técnico enaltece para poder llevar adelante la conducción de un equipo de trabajo.

“La cuestión fundamental de todo equipo son los valores que cada uno de sus integrantes maneja, entre ellos el sentido de pertenencia es muy importante porque la idea es priorizar el nosotros por sobre el yo, lo colectivo por sobre lo individual”, remarcó llegando casi al final de la conferencia.

El técnico subcampeón del mundo es admirado por su capacidad y su coherencia, con enorme capacidad para formar grupos de trabajo.

Y también por su liderazgo: condujo un grupo formado por super estrellas como Lionel Messi, Sergio Agüero, Gonzalo Higuain y Angel Di María entre otros.

Sabella brilló como futbolista en Argentina, Inglaterra, Brasil y México. Luego trabajó como ayudante de campo de Daniel Passarella hasta que se lanzó como director técnico. Su experiencia europea y su rodaje internacional lo posicionó rapidamente como un orador respetado.

Sus charlas de trabajo en equipo o liderazgo no sólo motivan a los futbolistas, sino a personas que trabajan en distintos rubros y necesitan escuchar una voz experimentada.